Agua Caliente


Agua Caliente

Energia Solar Térmica

¿Cómo funciona una instalación solar térmica?

Para poder generar energía, una instalación solar térmica está formada por los siguientes sistemas:

1)Sistema de captación de radiación solar: está formado por los llamados colectores o paneles solares, los cuales se encargan de absorber el calor del sol y transformarlo en energía térmica aumentando la temperatura de fluido que circula por la instalación.

2)Sistema de acumulación de energía solar: su misión es la de almacenar la energía calorífica en un depósito para su posterior utilización.

3)Sistema de distribución de energía solar térmica: está formado por tuberías y conducciones, bombas etc. que permiten trasladar el agua caliente hacia otras zonas más frías que queramos calentar.

4) Sistemas convencionales de apoyo energético: éstos se emplean como apoyo en los momentos en los que no hay radiación solar o se ha producido un consumo de la energía superior al previsto.

Ventajas de utilizar energía solar térmica

Existen grandes ventajas, tanto económicas como medioambientales a la hora de utilizar este tipo de energía:

– Se trata de una energía independiente que procede de una fuente inagotable y gratuita, el Sol.

– Es un sistema con alto rendimiento para la producción de ACS (agua caliente sanitaria), cubriendo hasta el 80% de las necesidades, según zonas de España.

– Su uso reduce las emisiones de efecto invernadero.

– La inversión inicial que supone la instalación se amortiza a medio plazo, ya que no hemos de pagar combustible para obtener energía. Las Agencias Autonómicas de Energía dan subvenciones a fondo perdido del 30 al 50% de la inversión, lo cual permite amortizar la inversión en 5 años. La vida media de estos equipos es cercana a los 20 años.

– Los sistemas que utilizamos actualmente para captar la energía solar no necesitan un mantenimiento excesivo. Basta una revisión anual.

Termos Electricos

¿Qué es un termo eléctrico y para qué sirve?

Un termo eléctrico para ducha es un tanque de agua con capacidad para entre 50 y 300 litros que dispone en su interior de una resistencia eléctrica que se encarga de calentar el agua hasta la temperatura fijada por el usuario en el termostato. Debe instalarse en una pared y colocarse de forma horizontal o vertical, según el caso.

Este tipo de electrodoméstico es conocido también como calentador de agua, lo que define perfectamente su utilidad. En concreto, se utiliza para proveer de agua caliente a la ducha y a todos los grifos de una casa.

Los termos eléctricos domésticos son compactos y eficientes y proporcionan un rendimiento muy alto dentro del hogar. De hecho, pueden colocarse en horizontal o vertical dentro de la cocina, el aseo o el lavadero y nos permiten disfrutar de un agradable baño o ducha de agua caliente de forma instantánea. También son más ecológicos que los calentadores de gas al no utilizar combustibles fósiles para funcionar.

¿Cómo funcionan los termos eléctricos?

Los calentadores de agua eléctricos funcionan de un modo muy sencillo. En concreto, el agua entra en el depósito hasta llegar al máximo de su capacidad. Después, el usuario indica, a través del termostato, la temperatura que desea que el agua alcance. Las resistencias situadas en su interior se encienden y trabajan hasta alcanzar dicha temperatura. Para ello necesitan entre 2 y 4 horas, según el caso.

En el caso de los termos eléctricos inteligentes, las resistencias se apagan por sí solas al alcanzar la temperatura indicada y vuelven a encenderse cuando esta desciende. Este sistema equipado en los calentadores de bajo consumo es similar al Inverter que poseen muchos dispositivos de aire acondicionado para mantener la temperatura constante y reduce su consumo energético al mínimo.

Aerotermia

Los sistemas aerotermia son bombas de calor de última generación diseñadas para aportar refrigeración en verano, calefacción en invierno y, si se desea, agua caliente todo el año.

¿Cómo funciona?

Extrae energía ambiental contenida en la temperatura del aire, incluso bajo cero y la transfiere a la habitación o al agua corriente.

Esto se consigue mediante el ciclo termodinámico que utiliza un gas refrigerante comprimido a bajísimas temperaturas para extraer calor del aire exterior.

La aerotermia aporta más energía de la que consume:

¿En qué porcentaje? Depende de la calidad del equipo y su calificación energética; por ejemplo, para un equipo con rendimiento 4,5 aportamos 4,5 kW de potencia calorífica por cada kW consumido de electricidad. Por tanto el 78% de la energía aportada es gratuita.

Producto agregado a la lista de deseos
Producto agregado para comparar.